Cabecera
NoticiasLibrosRevistasDocumentosArticulosRincon LectorRincon InvestigadorColaboracionesSeccion InfantilSeccion EnlacesExposicionesPostales

TOMAR MEDIDAS I
Esther Alonso Cardona


"En el tema de la herencia espiritual, al contrario que en la herencia física, hemos podido comprobar hasta qué punto el ser humano tiene la oportunidad de escoger. Pero para que esto fuera una realidad para nosotros, Dios no sólo tuvo que tomar medidas, sino permitir que se le examinara a Él mismo. Y todo por un amor sin medida."

Descargar artículo en pdf



TANTO TIEMPO ...
José Manuel Prat Boix


"Tanto tiempo… Juan 14:8, 9
Hoy Jesús nos dirige la misma pregunta que a Felipe, a unos creyentes también de mentalidad griega: ¿tanto tiempo que caminamos con Jesús, que meditamos en sus enseñanzas, que nos dirigimos al Padre en su nombre… y todavía no hemos reconocido en Él el rostro de Dios?
Seguimos pensando en Dios como un padre exigente o un juez implacable, más dispuesto a condenar que a perdonar, más vengativo que afectuoso.
Seguimos pensando que de Él depende el perdón de nuestros pecados y que debe
decidir nuestro destino último. Como consecuencia de ello, la imagen de Dios suscita en nosotros temor y nos aferramos a la figura de un mediador accesible, próximo, que nos sea favorable e interceda ante Él, a Jesucristo el Hijo del Hombre.
Pasamos por alto que fue el Padre quien tomó la iniciativa en el programa de redención, quien renunció a su hijo amado y lo entregó a la humanidad..."

Descargar artículo en pdf



COINCIDENCIA O PROVIDENCIA
Mercedes Gascón Pomar


El concepto de perdón en las diferentes tradiciones religiosas.

Descargar artículo en pdf



BLANCAS PIERDEN
José Manuel Prat Boix


Cuando sufrimos, nuestro discurso seguro que es incoherente porque como Job hablamos de lo que no entendemos (Job 42:3). Pero en nuestra lucha con Dios, en el diálogo profundo y sincero, en nuestro particular vado de Yaboc (Génesis 32:22) el Padre dejará de ser un concepto frío y lejano.

Descargar artículo en pdf



LA BÚSQUEDA
Daniel Silva


Vivimos persiguiendo consciente o inconscientemente ideales que en ocasiones no sabemos explicar. Más allá de las metas tangibles como ir a la universidad y graduarse; o metas de vida como casarse y tener una familia… Más allá de esto, en ocasiones buscamos un concepto algo abstracto, al cual llamamos felicidad.

Descargar artículo en pdf



LA MITOLOGÍA ESCATOLÓGICA PLATÓNICA (lete infernal) VERSUS LA PROFECÍA ESCATOLÓGICA HEBREA (nmemosine eterna)
José Manuel López Yuste


Haremos un recorrido por los mitos escatológicos platónicos para describir la idea de infierno e inmortalidad del alma que ha adoptado el cristianismo en su devenir histórico desoyendo el monismo antropológico hebreo. Recorreremos las Escrituras guiados por el apóstol Pablo para dar respuestas a las siguientes preguntas:
¿Se puede relacionar la primera gran mentira del “no moriréis” -enunciada por Lucifer- con la inmortalidad del alma tan generalizada en las religiones mayoritarias? ¿Es la supuestamente imaginada inmortalidad del alma, y su juicio tras la muerte de la persona, razón suficiente para servir a Dios? ¿Se evita así el terror descrito en ese imaginario mítico-teológico? ¿Se puede “ser bueno” por miedo al castigo divino? ¿Se puede “ser bueno” por la recompensa divina? ¿Se pueden entrelazar ambas motivaciones en seres mortales ante el reto de volver a la vida inmortal? ¿Atenas o Israel conforman las estructuras de esperanza escatológica para la fenomenología religiosa? ¿Confío mi muerte al autor de la resurrección, o me empeño estando muerto en que una parte de mi ser, alma, espíritu, tenga vida propia? ¿Es la inmortalidad del alma el gran engaño espiritista moderno?
Tal y como responda a dichas preguntas entenderé el misterio de la mortalidad. Tal y como responda a dichas cuestiones entenderé la compasión ilimitada de Jesús de Nazaret o la ira “eterna” de Dios. Tal y como piense a Dios, seré su imagen aquí y allí.

Descargar artículo en pdf



Página anterior Página siguiente
Pie